PIMEEF

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Manténgase informado

Agregue noticias al lector RSS

Agregue eventos al lector RSS

Agregue doc. al lector RSS

 

El sector náutico niega que las anclas sean culpables del daño a la posidonia

E-mail Imprimir PDF

Señalan a los vertidos de salmuera y de aguas fecales de las depuradoras como responsables del deterioro de la posidonia. FOTO: Diario de Ibiza.

http://img.kaloo.ga/thumb?url=http%3A%2F%2Ffotos01.diariodeibiza.es%2F2017%2F05%2F01%2F690x278%2Fsector-nautico-2.jpg&md5val=e3cfdc06989a3fa9c1fd55e87941296f&key=fe9b663dab7006fd347f11d8bfe6b0528fbed524&method=fill&size=502x219

FUENTE: DIARIO DE IBIZA, 2 MAYO 2017

L. F. A. - Santa Eulària
El sector náutico pitiuso cree que señalar a las anclas como las únicas culpables del retroceso de las praderas de posidonia es erróneo. «Las verdaderas agresiones que están dañando a la posidonia son los vertidos de salmuera de la desaladora, además las fugas y vertidos de los emisarios de fecales de las depuradoras y el aumento de la temperatura del Mediterráneo por el calentamiento global. Se pierde posidonia donde hay desagües, no donde se fondea», subraya José Manuel Muñoz, secretario de la Asociación Náutica de la Pimeef, que preside Ramón Díaz. La agrupación concluyó ayer con éxito de ventas la XXV Feria Náutica en Santa Eulària.

Desde el sector admiten que el impacto de un ancla como la del yate 'Turama' o las de barcos de ese tamaño hacen mucho daño, pero matizan que los propietarios de pequeños barcos «no fondean sobre posidonia porque el ancla garrea [no agarra fondo], es como poner un coche en una cuesta sin freno de mano», describe Muñoz.

«Contrariamente a lo que se dice no son las 'aguas negras' de los yates el origen de los vertidos sino el mal estado de los tubos de los emisarios», remarca el secretario de la asociación, que apunta que «un buen destino para el dinero recaudado de la ecotasa sería invertirlo en la mejora de estas canalizaciones para prevenir fugas de fecales».

Muñoz lamenta que se demonice al sector náutico, «que representa el 20 por ciento del PIB balear y genera riqueza y puestos de trabajo», cuando el foco del problema «es otro» y considera que se está apostando por legislar sobre los fondeos, en el llamado decreto de posidonia, cuando lo que necesita la costa ibicenca «es invertir dinero [en las infraestructuras de desalación y depuración] para evitar los vertidos».
Los ibicencos, perjudicados

El secretario de la asociación náutica alerta de que una legislación muy estricta de los fondeos «va a perjudicar a los ibicencos que salen a pescar o a navegar en barcos pequeños. La mayoría tiene barcos de seis o siete metros de eslora», apunta. «Estas personas no pueden permitirse un amarre y no hay amarre social en Ibiza, así que tienen que fondear. ¿Dónde va la gente que no puede pagar un amarre?», se pregunta Muñoz, que recuerda que el sistema de concesiones de los puertos deportivos hace que se cedan a la oferta más alta, lo que repercute en el alto precio de los atraques. «El pequeño navegante no va a poder acceder al mar», lamenta.

Así, el sector náutico teme que el decreto de posidonia «acabe por fastidiar a los pequeños propietarios de barcos. Si se hacen unas prohibiciones tan demoledoras nos afecta directamente», concluye el portavoz.

Buenas ventas y «más alegría» en la Feria Náutica
La Feria Náutica que organiza la Pimeef en Santa Eulària concluyó ayer su 25ª edición con buenas ventas y «más alegría» en el ambiente.

Un año más ha quedado demostrado que ha sido buena idea adelantar la feria una semana para que no coincida con las fiestas del primer domingo de mayo. «Antes había mucho más público pero la mayoría solo venía para pasear. Ahora la feria tiene menos volumen de público pero el que viene es un cliente más interesante para nosotros», explica José Manuel Muñoz, secretario de la Asociación Náutica de Pimeef.

«La economía va mejor y hay más ibicencos que tienen la posibilidad de hacerse con un pequeño barco, no hay que olvidar que el 88 por ciento de los matriculados tienen menos de ocho metros de eslora y son de gente de la isla», explica. «Muchos vienen a por lanchas o equipamiento de ocasión pero también se vende producto nuevo, sobre todo ahora que hay buenas financiaciones: desde 400 al mes a cinco años puedes tener un barco nuevo», explica Muñoz.

La feria es un buen momento para comprar complementos ya que hay muchas ofertas. Los más populares en esta feria han sido las sondas, las radios y, sobre todo, los seabobs (vehículos de propulsión submarina que actúan como un pequeño submarino), además de tablas de paddle surf y motores fueraborda.

Usted esta aqui Últimas noticias Últimas noticias El sector náutico niega que las anclas sean culpables del daño a la posidonia